¿Cómo agrandar el pene con ejercicios de estimulación?

Para muchos hombres el tamaño de su pene es motivo de frustración y es la causa de que en muchos casos ellos no logren un pleno y sano disfrute de su sexualidad. Mucha es lo que se dice  acerca del tamaño del miembro masculino y de las formas de aumentar su largo y grosor. Pero realmente ¿es posible aumentar el tamaño del pene, una vez que se ha rebasado la edad del crecimiento? Pues la respuesta es sí, si es posible y son muchas las técnicas empleadas  y de diversa naturaleza de las mismas. Para quienes quieren agrandar su miembro sin tratamientos costosos y que impliquen riesgos, efectos colaterales y gastos onerosos la mejor opción son los ejercicios que a través de la estimulación favorecen el crecimiento del pene.

Mejores ejercicios para agrandar el pene

Pero, ¿Cómo agrandar el pene con ejercicios de estimulación? Los ejercicios para estimular y agrandar el pene son muy sencillos y fáciles de realizar y solo necesitas voluntad y constancia para hacerlos hasta lograr los objetivos que te has propuesto y ver resultados en corto tiempo. Son técnicas milenarias que se han transmitido de generación en generación.

Estos ejercicios están diseñados para cumplir un objetivo, el cual es ensanchar los cuerpos cavernosos, para aumentar el volumen de sangre que circula a través de ellos, los cuales son los responsables de la duración y potencia de las erecciones. Al dilatarse los cuerpos cavernosos el largo y el grosor del pene aumentara Cualquier técnica que logre una mejor circulación sanguínea traerá consigo una mejor calidad de erección y una mayor duración de la misma, así como una vida sexual de calidad que nos proporcione un disfrute pleno.

A continuación vamos a mostrarte los mejores ejercicios para agrandar el pene:

El Jelquing. Básicamente esta técnica consiste en ordeñar el pene. Esta es una de los ejercicios o practicas más antiguas y efectivas para agrandar el pene , cuyos resultados certifican muchos hombres que han logrado aumentar el tamaño de su miembro a través de ella.

Para realizarla colocas un paño ligeramente húmedo y caliente sobre una superficie, una mesa puede ser,  ahora envuelve el pene en la toalla y déjalo unos 2 a 3 minutos así, este lograra una mediana erección por el calor de la toalla. Abre la toalla y aplica lubricante y procede a apretar firmemente de abajo hacia arriba, sin que llegue a doler y sin llegar hasta la punta, puedes repetirlo unas 100 veces en 2 minutos y realizar esta rutina diariamente. En pocos días notaras los resultados.

Los ejercicios de kegel. Estos ejercicios favorecen el engrosamiento y la elongación del pene. Estos ejercicios están destinados a trabajar y fortalecer  los músculos que se encuentran en la región del periné ubicada entre el ano y los testículos. Estos ejercicios son sumamente sencillos consisten en contraer y relajar la musculatura del periné, en forma alterna,  en 5 tandas de 24 contracciones cada una con descansos de 5 segundos entre una tanta y la otra para lograr un gran total de 120 movimientos.

Los ejercicios de  estiramientos del pene. Estos ejercicios están destinados a alargar el ligamento suspensorio del pene y constan de una rutina de varios ejercicios.

Movimientos giratorios. Con una mano sujeta el pene y cierra tu dedo índice y pulgar sobre  el glande de tu miembro. Ahora comienza a realizar movimientos giratorios a la derecha y  a la izquierda. Contaras 5 movimientos circulares a la derecha y 5 a la izquierda así como adelante y hacia atrás.

Estiramientos y sacudidas. Una vez has aplicado los giros a tu pene, procederás a sacudirlo golpeándolo contra tu pierna izquierda 15 veces  y contra tu pierna derecha 15 veces.

Combinación de giros y sacudidas. Este ejercicio combina las dos técnicas anteriores debes tomar entre tus dedos el glande de tu pene, y  realizar los giros en el sentido de las agujas del reloj 15 veces y en sentido contrario 15 veces más y luego proceder a golpear el pene 30 veces contra una pierna y 30 veces contra la otra.

Fuentes:

https://www.sdesalud.es/

https://www.diariomedico.com/